El procedimiento Cirugía de Estrabismo se lleva a cabo para corregir la desviación de los ojos.

Este problema puede ser corregido con lentes, sin embargo, en muchos de los casos, no es suficiente, por lo que se procede a realizar otros tratamientos médicos, tales como la toxina botulínica, los ejercicios musculares y en última instancia la cirugía.

Descripción del proceso de la Cirugía de Estrabismo

Lo que se realiza es un reforzamiento o debilitamiento de los músculos encargados de dar movimiento al ojo en diferentes direcciones. La cantidad de músculos que se tratan en el proceso va a depender del tipo de desviación que presente el paciente. Además, se pueden operar ambos ojos de ser necesario.

Otro punto importante de señalar es que en adultos se aplica una anestesia tópica, mientras que en niños se hace necesario administrar anestesia general por parte del oftalmólogo infantil, pues generalmente, es difícil que los niños colaboren en estos procesos. Es cualquier caso, es una cirugía ambulatoria, el paciente saldrá del Hospital o Clínica en pocas horas.

¿Qué resultado esperar de la Cirugía de Estrabismo?

Una Cirugía de Estrabismo mejorará sin lugar a dudas el aspecto estético del paciente. No obstante, si hay dificultades con el giro de la cabeza, podría mejorar la cooperación entre ojos, pero no mejorará la visión, esto debe advertirse.

Una vez realizada la operación, será necesario tapar uno y otro ojo en forma alternativa para evitar el síndrome del ojo vago en los niños y/o el problema de visión doble que puede darse tanto en niños como en adultos.

Si tienes alguna otra duda sobre Cirugía de Estrabismo no dudes en ponerte en contacto con nuestros oftalmólogos en Madrid. Estaremos encantados de ayudarte.