Operación de Hipermetropía con Astigmatismo o Presbicia

¿Qué es la hipermetropía?

La hipermetropía es un defecto refractivo debido a que la longitud axial del ojo es menor a la habitual, de tal manera que la imagen no se forma en la retina si no por detrás de ella.

El cristalino es una lente que tenemos en el ojo con forma biconvexa detrás del iris. Se encuentra rodeado de un músculo, llamado ciliar, que lo rodea y que de forma involuntaria cuando queremos enfocar un objeto de cerca se contrae, abombando el cristalino y aumentando sus dioptrías.

Los hipermétropes, pueden en parte compensar su graduación forzando la acomodación.

¿Es hereditaria la hipermetropía?

Sin duda es más frecuente ser hipermétrope si tus padres y/o abuelos lo son. Pero no existe una herencia clara ni se conoce el gen responsable.

¿Puede asociarse la hipermetropía a otros defectos de refracción?

Claro que si, puede asociarse al astigmatismo (irregularidad corneal) y a la vista cansada o presbicia.

Síntomas de la hipermetropía

Como defecto refractivo, origina una dificultad en la visión cercana.

Solo si es muy elevada dificulta la visión lejana.

El principal problema del hipermétrope es el exceso de acomodación que tiene que realizar el cristalino para compensar. Esto provoca la denominada astenopía acomodativa que se caracteriza por cefaleas con el esfuerzo visual, dificultad de enfoque, ojo rojo y orzuelos.

Una pregunta muy habitual en los pacientes es la siguiente:

“ Tengo 55 años, desde los 42 años veo mal de cerca y tengo que usar gafas, pero ahora veo también mal de lejos cuando nunca he tenido ese problema”.

Pues bien, de nuevo el problema está en el cristalino. La hipermetropía no puede aparecer con la edad, como decíamos es debido a que el ojo es más pequeño de lo habitual. Desde pequeño ese paciente ha sido hipermétrope, pero el cristalino enfocando ha conseguido compensarlo.

A partir de los 42-45 años el cristalino se endurece, el músculo ciliar va perdiendo la capacidad de abombarlo. Entonces, es cuando aparece la presbicia o vista cansada de cerca, pues también deja de compensar la hipermetropía y entonces por eso se empieza a ver mal de lejos.

¿Cómo se corrige la hipermetropía?

Puede corregirse con gafas, lentes de contacto o cirugía.

Respecto a la cirugía, hay que diferenciar si la hipermetropía se asocia o no a vista cansada.

  1. Asociada a vista cansada: Si no se asocia a vista cansada, el mejor tratamiento es la corrección mediante Láser Excimer con la técnica Femto-LASIk o PRK en función de las características de cada paciente. En general no es aconsejable tratar más de 5 dioptrías de hipermetropía con Láser ya que existe riesgo de regresión del tratamiento y aparición de halos y destellos.
  2. Asociada a presbicia: En caso de asociarse a presbicia, el tratamiento más adecuado sería la facoemulsificación del cristalino y el implante de una lente intraocular trifocal en ambos ojos.

De cualquier forma, será uno de nuestros Oftalmólogos en Madrid, quien estudie su caso y le recomiende la opción más adecuada para usted.