Tratamiento de la pinguecula en Madrid

¿Qué es una pinguécula?

Una pinguécula es una lesión benigna de la conjuntiva.

Se trata de una sobre-elevación de la conjuntiva de aspecto amarillento y rugoso que habitualmente se localiza en la región nasal de los ojos.

A diferencia del pterigium, nunca invade la cornea, si lo hiciera ya no sería una pinguécula, sino un pterigium.

¿Por qué se produce?

Se ha implicada en su etiopatologenia al igual que en el pterigium la exposición solar y el componente genético.

¿Qué síntomas provoca la pinguécula?

Habitualmente es asintomático pero en ocasiones puede inflamarse y producir enrojecimiento, picor y escozor.

Es excepcional que una pinguécula se transforme en un pterigium y comience a invadir la córnea, realmente estamos ante entidades diferentes.

¿Cuál es el tratamiento?

  • En caso de enrojecimiento y molestias, tanto los antinflamatorios tópicos como las lágrimas artificiales son útiles.
  • El tratamiento quirúrgico está indicado en casos excepciones en los que la inflamación sea continua e importante, o estén muy sobreelevados, por ejemplo, en usuarios de lentes de contacto, puede que la pinguécula coincida con el borde de la lentilla y este roce haga que el ojo se enrojezca y no permita su uso.

La cirugía consiste en la extirpación de la lesión y la reconstrucción del defecto mediante un colgajo local de conjuntiva que los oftalmólogos de IPOOM, realizamos con la ayuda de un pegamento biológico, no utilizamos suturas y por ello la recuperación es mucho más rápida.

Es una intervención ambulatoria, de menos de 10 minutos, muy segura para el paciente en la que no existe riesgo de pérdida visual.

¿Cómo es el postoperatorio?

  • Recomendamos oclusión entre 4-6 horas y posteriormente un colirio de antibiótico- antinflamatorio y lágrimas artificiales.
  • Los síntomas habituales los 3-5 días posteriores son el enrojecimiento y la sensación de arenilla, aunque suelen ser leves y pasajeros.