TIc nervioso o espasmo en el ojo

Tic nervioso en el ojo

Habitualmente los tics nerviosos en el ojo aparecen en los párpados inferiores, aunque en algunas ocasiones también pueden aparecer en los párpados superiores. Pueden aparecer tanto en el ojo izquierdo como el el ojo derecho. Estos tics nerviosos en el ojo, suelen ir y venir, pero podrían durar semanas o meses.

Un tic nervioso en el ojo o blefaroespasmo, es una anomalía en la función del párpado y aparece cuando los músculos que regulan la apertura y el cierre se contraen de forma repetitiva, involuntaria y rítmica con mayor o menor intensidad y frecuencia.

Causas que pueden provocar tics nerviosos o espasmos oculares

Para solucionar el problema de los espasmos oculares, tenemos que saber la causa que los está provocando. En el ámbito médico, el tic nervioso en el ojo se conoce como mioquimia, y puede aparecer por diferentes factores:

  • Estrés: Un ojo con un espasmo puede ser señal de estrés. La reducción de la causa del estrés puede ayudar a que el espasmo desaparezca.
  • Cansancio: la falta de sueño, sea por estrés o por algún otro motivo, puede provocar un espasmo en el párpado de un ojo.
  • Cansancio ocular: Puede aparecer estrés relacionado con la visión si, por ejemplo, se necesitan lentes o un cambio de los mismos.
  • Cafeína: Demasiada cafeína puede provocar tic nerviosos en un ojo o en ambos. Intente reducir la ingesta de café, té, chocolate y refrescos.
  • Alcohol
  • Sequedad ocular: Más de la mitad de la población de edad avanzada tiene alguna vez sequedad de ojos, debido al proceso de envejecimiento. Es muy común en personas que trabajan con el ordenador o consumen ciertos medicamentos (antihistamínicos, antidepresivos, etc.), utilizan lentillas y consumen cafeína y/o alcohol. Lo ideal es consultar a su oftalmólogo para que valore la causa de la sequedad ocular, ya que hoy en día se disponen de muchos tratamientos.
  • Desequilibrios en la nutrición: Hay estudios que reflejan que una falta de determinadas sustancias nutricionales, como magnesio, pueden provocar tics o espasmos de párpado.
  • Alteraciones neurológicas funcionales del sistema nervioso central.
  • Traumatismos.
  • Afecciones independientes, como el síndrome de Gilles de la Tourette, entre otros.

Lo habitual es que lo estén nerviosos en el ojo o espasmos del párpado sean benignos, es decir que no es un problema grave ni un problema médico.

Tratamiento o soluciones para los tics nerviosos en el ojo

Los temblores en el ojo normalmente desaparecen sin aplicar tratamiento. Pero pueden ayudar a que desaparezcan si aumentamos las horas de descanso, disminuimos o eliminamos el consumo de cafeína o usamos gotas para evitar la sequedad.

Si los tics en los ojos afectan a la vida diaria del paciente, se prolongan en el tiempo, afectan a la visión o si el párpado se cae, es necesario consultar con un especialista.